image30

Implantes dentales

​​Cuando se pierde un órgano dental el hueso donde estaba alojado el diente empieza a remodelarse (adelgazarse) esto se debe a la falta del diente dentro del hueso, causando una disminución en su anchura y altura en el área del diente perdido. Los dientes adyacentes y opuestos se empiezan a inclinar hacia el espacio, además se pueden colapsar los labios y mejillas dando un aspecto de aumento en la edad aparente del paciente.  Estos efectos se pueden prevenir mediante la sustitución del órgano dental perdido, ya sea con la elaboración de prótesis fija o removible o en su caso con la colocación de un implante dental.

Las consecuencias de la pérdida de un diente puede ser prevenida remplazándolo, aunque existen varias opciones para ello, la opción número uno debería ser con un implante dental.

Los implantes son pequeños tornillos de titanio que se colocan quirúrgicamente dentro del hueso, una vez que se ha integrado en el tejido óseo se colocan unos pequeños postes sobre él a través de la encía, los implantes ayudan a mantener la altura del hueso ayudando a mantener un adecuado soporte para una futura corona de porcelana.

¿Quién puede ser candidato para implantes?

​​Cualquier persona que haya perdido uno o varios dientes es candidato para implantes dentales, con excepción de los niños que están en fase de crecimiento, los implantes son la solución u opción para las personas de todas las edades aún aquellas que padezcan ciertas enfermedades como: Enfermedades preexistentes: Las enfermedades crónicas más comunes como Hipertensión y Diabetes normalmente tienen éxito en la colocación de implantes cuando se encuentran en total control médico de sus enfermedades. Gingivitis y Periodontitis: Casi todos los implantes colocados en pacientes quienes han perdido uno o varios dientes por enfermedades periodontal (pérdida de hueso de sostén de los dientes) son colocados con éxito. Fumadores: Aunque las personas que fuman pueden disminuir el promedio de éxito de la colocación de implantes, esto no elimina la posibilidad de poderlos colocar. Pérdida de hueso de sostén: La pérdida de hueso debida a la extracción de algún diente o dientes es algo muy común en personas con enfermedad periodontal, en esos casos se requiere que el Cirujano Maxilo-Facial realice algunos tratamientos previos para aumentar ese soporte óseo en la zona receptora del implante. 

agenda una cita ahora